Patzcuaro

Pátzcuaro

Pátzcuaro es el centro artesanal de los juegos de carros y también es patrimonio cultural de Michoacán y es una ciudad con enorme importancia dentro de su desarrollo histórico. Su nombre significa lugar donde suben y bajan los Dioses. Fue centro y raíz del imperio purépecha, que se consolidó durante la época del rey Tariácuri.

A la muerte de este gobernante, Pátzcuaro pasó a formar parte como barrio, del reino de Tzintzuntzan (Michoacán) y se convirtió en lugar de recreo para la nobleza indígena.

Con la llegada de don Vasco de Quiroga a tierras michoacanas, en el siglo XVI, la población recobró su antigua importancia, en 1540 la designan Sede Episcopal, y en 1544 la nombran ciudad capital. En 1541 se funda también, el primer colegio que tuviera el Estado: el de San Nicolás, para la instrucción de españoles, mestizos e indígenas.

OPCIONES A VISITAR

palacio-patzcuaro
Palacio de Huitzimengari
Residencia que se dice perteneció al príncipe purhépecha Antonio de Huitziméngari, hijo del último cazonci y ahijado del virrey Antonio de Mendoza.

Biblioteca Pública
En un tiempo la Iglesia de San Agustín, Construido en 1576, que perteneció al convento, sobre cuyos vestigios se construyó el teatro anexo. En el Interior, un mural de Juan O’ Gorman evoca la historia de Michoacán.

Basílica de Nuestra Señora de la Salud
Por voluntad del primer Obispo de Michoacán, se levanto sobre un sitio que desde época prehispánica era sagrado por los Indígenas. Funciono como sede Catedralisia hasta 1580, cuando fue trasladada a Valladolid. Es basílica desde 1924.

El Sagrario
Templo de estilo barroco del siglo XVII, que en principio fue santuario de la Virgen de la Salud.

Casa de los Once patios
Antiguo Convento de Monjas Dominicanas de Santa Catarina. Construido a mediados del siglo XVIII. El conjunto de edificios coloniales que lo integran dio origen a su nombre donde se exhiben y venden gran variedad de artesanías regionales. El sitio resulta particularmente interesante ya que se puede observar en los talleres de mantas y lacas la maestría con la que los artesanos hacen uso de la imaginación.

El Humilladero
Esta Capilla se cree, es la más antigua de Pátzcuaro y su nombre se atribuye al hecho de que los naturales reconocieron aquí la fuerza de los conquistadores españoles. Se erigió en el siglo XVII. Es de estilo barroco con reminiscencias platerescas.

Plaza-Quiroga
Plaza Vasco de Quiroga
Considerada una de las más bellas de América, localizada junto a la gran plaza, se encuentra rodeada de edificios de la época colonial. Su dimensión, las majestuosas casonas construidas a su alrededor y la ausencia de edificios religiosos, la hacen diferente de todas las demás.

Museo de Artes e Industrias populares
En el siglo XVI fue sede del Colegio de San Nicolás, fundado por Don Vasco de Quiroga, con el objeto de preparar a jóvenes españoles que se quisieran ordenar como sacerdotes, así como enseñar a los indios a leer y escribir y a desempeñar algún oficio. Este museo es el primero en su género dentro de la República Mexicana. Cuenta con las mejores colecciones de lacas, maque y perivanas. El increíble piso de hueso de animal y piedra laja.

Templo y Colegio de la Compañía de Jesús
Su construcción data del siglo XVII, es un edificio con un hermoso patio y espacios amplios que proporcionan una sensación de tranquilidad. Actualmente este edificio es la Casa de la Cultura.

Templo de San Francisco
Templo de tipo ecléctico. En su interior se conserva un cristo de pasta de caña de maíz elaborado en el siglo XVI y una pintura al óleo que representa las dos figuras más importantes para esa orden. La puerta de acceso al claustro es una de más bellas obras renacentistas que existen en la ciudad.

Artesanía
Las creaciones de la región de Pátzcuaro son muy apreciadas internacionalmente. Destacan, entre otras, las lacas con oro de 24 kilates incrustado en la madera, las lacas imitación de oro, los muebles coloniales de parota, los muebles grabados de pino, los trabajos de orfebrería, la forja de hierro, los tejidos, las telas, bordados y cerámica.

Gastronomía
La más representativa es el “platillo de pescado blanco”, que se prepara al mojo de ajo, capeado o al natural; está, también, el caldo michi, las truchas en escabeche, el churipo, las carnitas, la sopa tarasca, las corundas, los tamales de ceniza, el pozole, los buñuelos, los charales, los uchepos y el pozole batido.